martes, 23 de diciembre de 2008

Desde mi corazón

Cuando pienso en los momentos tan felices que pasamos en aquéllos tiempos en que nada entorpecía nuestro amor, cuando ni la distancia misma nos quitaba la ilusión de amarnos, de entregarnos... de darnos el alma misma en cada beso, me lleno de nostalgia, de pena, porque no estás a mi lado, porque sólo deseo tenerte aquí a mi lado y darte todo mi amor...
Quisiera escribirte tantas cosas, pero mis manos se entorpecen al intentar escribirte. Nada es igual, ni las palabras de amor, ni los versos dedicados, ni el sentimiento aquél que me hacía describir el caer de la hoja en pleno otoño, mis sentidos se perdieron hasta hacer que no perciba el aroma de la rosa... Sí... estamos separados por tanta distancia, que no sabes el anhelo tan grande que llega a mí, ese anhelo de sentirme rodeada entre tus brazos y recostar mi rostro sobre tu pecho escuchando el rítmico latir de tu corazón... esos latidos que dicen ¡te quiero! ¡Soy tuyo amor!...
Diciembre sin ti... mágica ilusión que aún sabiendote tan lejano me hace temblar de emoción, de sentimientos bellos que endulzan mi vida, mi ser y corazón...
Pasan las horas tan lentamente... con este deseo inmenso de llegar a ti, de decirte al oído en un susurro cuánto te quiero, cómo de amor desespero y más cuando se acercan esos días en que el amor se siente en cada cosa que voy mirando a mi alrededor, al mirar a las parejas tomadas de la mano intercambiando miradas tiernas, plenas de amor, sabiendo que yo tengo que conformarme con encender el computador y decirte a través de este frío cristal mis sentimientos.
Sé que igual que yo estás sintiendo lo mismo, esa misma impotencia que deja el no poder estar cerca el uno del otro, pero...¿Sabes? Cuando el amor es fuerte, seguro y pleno, cuando sabes que amas de esta manera, a la distancia, aunque sepas que no es suficiente escuchar esas palabras de amor, te conformas, porque es lo más cercano que puedes estar de la persona amada.
Sé que llegará la medianoche... Y nos dormiremos soñando el uno con el otro que estamos abrazados y unidos como nunca, mirándonos a los ojos y diciéndonos con la mirada...
¡Feliz Navidad amor mío!
Autora: Edith

1 comentario:

COACH Paco Bailac dijo...

Tambien una feliz navidad para ti.

¿conoces el coaching?


pacobailacoach.blogspot.com

Si Tú Me Amas... Nada Importa Ya...

Por ser y estar Siempre para mi.

Esto es pa la mujeres que se meten con los hombres ajenos!!!